Iglesia y Convento La Merced

  • Descripción
  • ¿Cómo llegar?


La iglesia de La Merced, es una bella construcción de diseño barroco, pintada en color amarillo y con una fachada profusamente decorada con ataurique (o arabesco) floral en color blanco.  En el atrio se encuentra una cruz de piedra que es una de las piezas más antiguas (las fechas 1688 y 1765 las encontramos en ella, no se sabe cuando fue colocada en este sitio) que se conservan de todo el conjunto Mercedario original.  Un jardín y caminamientos circundan el atrio, con una fuente de piedra y el monumento a Fray Bartolome de Las Casas como parte de su decoración. Por su ubicación, grandes espacios y belleza es un área muy frecuentada por vecinos y visitantes y también es sede de variadas actividades culturales y religiosas a lo largo del año.


La construcción de este complejo se autorizó en 1749 y fue inaugurado en 1767. La orden de los mercedarios tenía por tarea evangelizar pueblos cercanos a Santiago y venían haciéndolo desde mediados del siglo XVII y entre sus propiedades para mantenerse contaban con el ingenio La Vega y el trapiche Nuestra Señora del Gran Suceso de Pechar. Debido a los fuertes sismos y terremotos el arquitecto Juan de Dios Estrada tomo especiales precauciones, haciendo modificaciones dentro del estilo de construcción y puso especial atención tanto en reforzamiento y engrosamiento de las paredes, como en darle una altura más baja al recinto del convento. Detalles que rindieron frutos, pues este complejo soportó muy bien y permaneció casi intacto tras los terremotos de Sta. Marta en 1773.


La fuente dentro del convento es la más grande en Antigua Guatemala, sin embargo ésta no pertenece ciento por ciento (por así decirlo) a La Merced, pues fue en 1944 cuando fue trasladada a este sitio, al ser Antigua elevada a Monumento Nacional y el entonces presidente General Jorge Ubico mandó colocarla, luego de ser retirada de las ruinas del Monasterio de San Francisco el Grande (donde aún se pueden apreciar sus bases originales y el también hermoso patio que decoraba). 

Actualmente este antiguo convento es usado por la hermandad de los Mercedarios, quienes se encargan entre otras cosas, de cuidar y preservar las imágenes utilizadas para decorar andas procesionales de La Merced.  El recorrido por sus grandes espacios se hace muy ameno al visitante, puesto que colocados en diversos sitios hay notas educativas que ilustran y describen detalles de la construcción.  San Pedro Nolasco, fundador de la orden Mercedaria está representado en la parte más alta de la fachada del templo y la Virgen de Las Mercedes en el nicho central.
El interior de la iglesia resulta bastante austero, pero bello. Las imágenes más importantes, así como pinturas y otras decoraciones fueron trabajosamente transportadas a la nueva ciudad de Guatemala en el Valle de La Ermita y destinadas a decorar la nueva iglesia de La Merced cuando en 1776 se obligó a los habitantes a trasladarse y abandonar Santiago de los Caballeros tras la terrible destrucción sufrida por los terremotos de Sta. Marta.


Resulta interesante saber que el Santo Hermano Pedro frecuentemente visitaba esta iglesia para rezar en una de sus capillas, pese a pertenecer él a los terciarios Franciscanos y en ocasiones hasta era invitado a pernoctar en el convento.  Esta iglesia es de las más visitadas y de las relativamente pocas que aún están en uso. En 1853 el corregidor José María Palomo y Montufar ordenó iniciar reparaciones al templo. Tras el terremoto del 4 de febrero de 1976 también debió ser restaurada, debido a los fuertes daños sufridos y en 1982 se bendijo el nuevo altar mayor.     Contribución: Patinández

Dirección: 6 avenida Norte y 1 calle Poniente
Síguenos